soltar la coraza

La coraza. Esa que más o menos cada uno tenemos, que esconde parte de lo que somos. Que una vez fue útil para protegernos de lo que nos hacía daño o de lo que nos hacía sentir miedo. Debajo de esa capa más o menos gruesa se encuentran emociones encerradas que han ido creando esa guarida.

En algún momento nos dio seguridad, quizá siendo niños, adolescentes, jóvenes… ¿sigue siendo útil hoy?, ¿estamos dispuestos a seguir viviendo las consecuencias de llevar esa pesada, engorrosa, fría y molesta coraza?. Esas emociones algún día contenidas se van filtrando hoy en nuestras nuestras relaciones, con nosotros mismos y con los demás, generando en todo caso distancia. Hoy igual que ayer el dolor sigue presente porque por más que lo escondamos sigue existiendo.

¿Qué nos está impidiendo vivir en el presente esa coraza?. Quizá haya algunas cosas muy valiosas para nosotros que no podamos vivir porque también se quedaron allí debajo.

Hoy podemos intentar empezar a sentir y liberarnos de lo que nos bloquea, aquello que nosotros construimos, mantenemos y alimentamos a pesar de todo.

Parar de hacer, observar y permitirnos sentir instante a instante puede ayudarnos a empezar a soltar la coraza.

Sentir nuestra realidad interna, nuestra verdad y una vez que es sentida y vista se convierte en aprendizaje, sabiduría y libertad interior.

 

Ana Rial

http://www.misentido.blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s