Frases lapidarias PARTE III

Para seguir compartiendo lo hago con las siguientes frases:

PIENSA MAL Y ACERTARÁS“.

Me ha podido generar desconfianza en las relaciones en las que de forma natural confiaba, o por lo menos impotencia por recibir del exterior miedo hacia algo por lo que yo sentía confianza e ilusión .

Invita a hacer suposiciones sobre lo que puede pasar o sobre los demás en signo negativo. Alimenta el diálogo interno que nos aleja de la confianza, la entrega en las relaciones y del amor incondicional.

 

TE QUEJAS DE VICIO

La he escuchado en momentos en que un adulto recibe la demanda de un niño o niña enjuiciándola como “no importante”, “un vicio“. O valora que lo que está pidiendo ese niño es demasiado, que “bastante tiene con lo que ya tiene“.

Esta frase lleva al menor a pensar que no es importante lo que pide. Aunque probablemente si lo pide es porque necesite legítimamente más que lo que está recibiendo o es un deseo que tiene derecho a expresar aunque no pueda ser concedido. Con esta frase, puede que deje de pedir negando sus necesidades, o deseos y desconectándose de ellas/ ellos, reprimiéndolas y habitualmente sustituyéndolas por otras cosas externas a él que le ayudan a escapar de ese malestar por no ser visto, ni aceptado ni complacido según necesita.

 

Con el compartir de estas frases me estoy dando cuenta de que algunas de ellas aún están ahí, dando coletazos aunque no influyan en mi pensar y actuar cotidiano, pero se siguen manifestando en momentos de menor equilibrio interno.

La raíz que han tejido estas frases es profunda. Mucho tiempo en la oscuridad campando a sus anchas. Casi todas esas raíces que tienen su origen en el dolor de no ser vistos y aceptados, amados tal y como somos, tienen al final, en la profundidad, una cualidad nuestra que fue escondida y está esperando a ser rescatada, a que la rescatemos.

A medida que he voy recopilando las frases compartidas me he propuesto sugerir algunas de las cualidades que posiblemente se quedaron escondidas ahí debajo, mientras las frases pasaban a formar parte de nuestro circuito mental e impedían acceder a lo que realmente somos. Lo haré en el apartado del blog “frases lapidarias“.

¿Quieres participar?. ¡Puedes compartir las tuyas en los comentarios!. ¡Muchas gracias!.

 

Ana Rial

http://www.misentido.blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s