Agradecer al despertador

Cuando escuchamos el despertador nos puede despertar de nuestro sueño y también algunas emociones que acompañan a ese momento. Depende de cómo hayamos dormido, si necesitábamos dormir más, si tenemos o no ilusión por el día que se presenta, cómo está nuestro cuerpo, lo que nos viene a la cabeza nada más despertar…

Lo mismo sucede en nuestras relaciones. En una situación lo que dice o hace una persona en ese momento puede hacernos despertar sensaciones y emociones que no se corresponden en magnitud e intensidad con la situación presente. Puede ser una impotencia o una tristeza no proporcional a lo que pasa en ese momento.

Eso nos da una señal de que hay algo de esa situación que enlaza con situaciones pasadas en las que vivimos esas emociones y no fueron expresadas.

Nuestra respuesta a esa sensación exagerada suele ser también exagerada y automática, esto es no elegida conscientemente, lo que hace que normalmente responsabilicemos o culpemos al otro de lo que está pasando.

Lo que ha hecho o dicho esa persona ha sido el despertador de aquello que se quedó en nosotros en el pasado y ahora volvemos a sentir (¡porque lo que no expresamos vuelve, no desaparece por arte de magia!). Darnos cuenta de eso, de que lo que vivimos “es nuestro” y verbalizarlo libera a la otra persona y nos responsabiliza a nosotros de lo que nos sucede.

Es nuestro dolor. Ahí es cuando ya podemos hablar de cómo nos sentimos por lo que hoy está ocurriendo y se armoniza la situación.

Cuando puedo vivir ésto me siento muy agradecida hacia la otra persona por ponerme delante aquello que necesitaba despertar, aprender de mí.

Separar al despertador de lo que se despierta en nosotros armoniza nuestras relaciones y nos permite responsabilizarnos de lo que podemos transformar.

Te invito a prestar atención a los espejos que la vida nos pone delante: en todas nuestras relaciones podemos ver parte de nosotras que sin ellas no podríamos ver.

Publicaciones relacionadas: el malestar como oportunidad y la gota que colma el vaso.

 

¡Buen día!

Ana Rial

http://www.misentido.blog

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s