Un nuevo espacio

Hay momentos en los que siento que se genera un hueco. Puede ser por un cambio importante, por una enfermedad, por una relación que cambia,  por una ausencia, entre otras situaciones. Ese hueco se hace presente en mi cuerpo, lo puedo sentir. Algo de lo que “tenía”, vivía de una determinada manera, conocía, y ocupaba un lugar en mí deja de estar presente.

También puede tratarse de algo que no quería y estaba deseando despedir, de igual forma se genera ese espacio. Cambia mi realidad y paso a un momento de despedida de eso que cambia o desaparece.

Ese espacio será ocupado por algo nuevo en algún momento.

Ese tiempo de transición, hasta que ese hueco es de nuevo ocupado, puede ser un incómodo momento de incertidumbre o de duelo por lo que ya no está, por eso que siento que está muriendo o está cambiando. Sentir ese dolor, ese “no sé”, el dejar marchar eso antiguo y permitirme sentir ese hueco es toda una experiencia de aceptación, del ir y venir de la vida, está en nuestra naturaleza, tal y como cogemos y soltamos el aire para respirar.

Esa transición es para mí un momento de gran oportunidad.

Una oportunidad de apertura hacia lo nuevo, de confianza hacia lo desconocido. Es un momento de escucharme a mí misma y de elegir. Mis elecciones van creando mi realidad. Esos momentos de transición me invitan a parar, observar(me), escuchar(me) y actuar.

La apertura y la confianza van generando nuevas situaciones, encuentros con nuevas personas. Todo se va moviendo hasta que el equilibrio se restablece, el hueco vuelve a ser ocupado.

Las transiciones son momentos de grandes aprendizajes, momentos para conectar con el duelo, con el miedo, con la ilusión, con la valentía, con nuevos propósitos, con mis creencias, con mis valores y con mi esencia.

Y así, cada momento de transición irá generando nuevas elecciones, nuevas realidades. Si estamos atentos y confiamos lo suficiente nuestra vida será más coherente con lo que somos.

Para crear algo nuevo es necesario deshacernos de lo que ya no forma parte, de lo que no nos da sentido. Abrazando el espacio aún vacío encontramos lo que nos constituye.

 

transición

 

Ana Rial

http://www.misentido.blog.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s