Frases Lapidarias. Parte IV.

El compartir de estos meses desde que comencé la recopilación de lo que cada persona hemos vivido y aún vivimos como nuestras frases lapidarias está siendo muy enriquecedor.

A continuación añado dos frases más que han surgido en el grupo HAZDLUZ formado por personas que nos acompañamos en el camino del despertar de nuestra propia esencia:

  • No merece la pena“.

Quien en su infancia, adolescencia y en muchas ocasiones a lo largo de su vida cada vez que ha tenido una propuesta, una ilusión, que ha sentido un movimiento hacia probar algo nuevo o ilusionante se ha encontrado con un “NO merece la pena“, le ha llevado a creer que quien “no merece la pena” es su persona, no sólo sus propuestas e ilusiones.

Esta frase ha contribuido a la pérdida de confianza en sí misma. Esta frase nos puede alejar de nuestras pasiones, valentía y confianza en la vida.

 

  • Quien bien te quiere te hará llorar”.

Quien ha compartido esta frase expresa que en su experiencia de niña cuando escuchaba esta frase creía que cuando lloraba en la interacción con un adulto como consecuencia de algo que hacía o decía el adulto era “por su bien” y que era normal, era así porque “le quería“.

Personalmente me inspira control. Si el adulto se asegura de que el niño integre que quien te hace llorar es porque “te quiere bien” controlará mucho mejor su comportamiento porque el niño no se expresará con sus necesidades reales o su sentir real perdiendo conexión con su voz interna y dando por bueno los mensajes que le llegan de afuera. Su malestar y su llanto le dejan de servir como señal de que siente frustración, tristeza o impotencia que son merecedoras de ser expresadas y ser recibidas por aquel “quien le quiere bien“. En definitiva es una forma de ejercer el poder sobre el niño y que acabe asociando amor con dolor.

Así, quien como adulto sigue creyendo que “quien bien te quiere te hará llorar”  puede vivir un encadenamiento a las relaciones que no sean sanas, libres y de un amor incondicional y permanecer atado a este tipo de relaciones por ser fiel a esta creencia sin darse cuenta,  ya que su verdad es esa “quien bien te quiere te hará llorar“.

Quien es fiel a esta creencia renuncia a su autenticidad, libertad y fidelidad a sí mismo.

Gracias a todas las personas que estáis compartiendo tantas de vuestras frases. ¡Es un placer y muy nutritivo!.

Si estás leyendo estas frases y reconoces que has escuchado y vivido alguna de ellas o a tu cabeza han llegado otras, quizá te des cuenta del efecto que HOY pueden estar teniendo en tu vida.

Para dejar de ser fiel a estas frases y dejar de vivir las limitaciones con las que están asociadas, para dar un paso más allá de tomar conciencia, a mí me sirve hacer una lista de creencias antiguas y creencias nuevas.

En las creencias antiguas escribo las frases que me limitan y al lado, en las creencias nuevas, la creencia actual.

Realmente lo que siento hoy es la creencia nueva, sin embargo, a la hora de actuar en muchas ocasiones sigo cogiendo la información de la creencia antigua y comportándome según la antigua forma de pensar.

Ahora, tras la toma de conciencia, nosotros podemos elegir cuál es el nuevo camino. Personalmente, la visualización de las creencias de la forma que os comparto, me clarifica y me ayuda a ser más consciente antes de actuar y optar por el camino que me ayuda a generar el cambio real.

Ana Rial

http://www.misentido.blog.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s