TÚ ERES EL FARO

Cuando todo el poder que no reconocías en ti, por fin lo ves, lo valoras y lo sientes todo se serena, la fuerza regresa y tus posibilidades se expanden. 

Ese es el momento en que tu poder regresa a ti.

Te cuento lo qué es para mí ese “poder”. 

Ese poder es muy lejano a la autoridad, a las víctimas y verdugos, a“ejercer el poder”.

Es un poder interno, propio de cada uno.

Es un poder que incluye y no excluye.

Es un poder en el que la energía masculina y femenina conviven en equilibrio.

Es un poder sereno, presente, que susurra  porque no necesita hacer ruido para que se perciba, para Ser.

Es un poder que te une a ti mismo y a los demás, que no compara permitiendo que cada uno exista en armonía con los demás sin pretender demostrar nada porque ya se sabe merecedor de todo.

Ese poder se nutre de tu valor personal, valor que has conquistado en el camino de aceptación de ti mismo, de tu amor propio.

Es un poder que respira en Paz y confianza consciente de la Abundancia de sí mismo.

Ese poder es la expresión del Ser cuando la fuerza del Amor reina por fin.

Y cuando el Amor reina la fuerza, la alegría y la calma llegan para quedarse, para acompañarte a vivir la vida que mereces.

Y te das cuenta de que tú eres el faro. 

Te das cuenta de que siempre puedes volver a ti, porque nunca te vas, simplemente permaneces compartiendo tu luz con quienes compartes tu vida y con la Vida formando un poderoso Hazdeluz.

Permite que tu poder regrese a ti y cuídalo.

Tú eres el faro.

Es tiempo de amarte.

Ana Rial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s